Productos
Ubicación Actual: Productos > Apagallamas

APAGALLAMAS

Nuestros apagallamas cumplen con las normas ISO 16852, recogidas por las directrices ATEX Directive 94/9/CE. Existen diferentes tipos de apagallamas en función del gas y del tipo de explosión. Para asegurar la integridad de los equipos a proteger es vital seleccionar correctamente el tipo de apagallamas. Para su correcta elección es preciso conocer:
  • El grupo de gases de la mezcla IIA, IIB o IIC
  • El origen del posible punto de ignición y la distancia al apagallamas
  • Dirección del avance o del retroceso de la llama

  • APAGALLAMAS ANTIDEFLAGRANTES DE FINAL DE LÍNEA

    Protegen el tanque o la tubería del posible retroceso de la llama proviniente del exterior en caso de que se produzca un retroceso o una aspiración. Se instalan en los venteos o a finales de la tuberías. Pueden ser de combustión prolongada, llamas que no se propagan hacia al interior de la tubería, pudiendo soportar una exposición a la llama de 2 horas o de combustión breve cuando la llama se propaga hacia al interior de la tubería o del tanque

    APAGALLAMAS ANTIDEFLAGRANTES EN LÍNEA

    Pertenecen a esta categoría los apagallamas capaces de apagar un frente de llama confinado en una galería, que se mueve a una velocidad inferior a la del sonido. Por ello dicho equipo deberá soportar importantes energías mecánicas y térmicas. La distancia máxima permitida ente el punto de ignición y el apagallams es de 50 veces el diámetro de la tubería, y de 30 veces para los grupos IIC (hídrogeno).

    APAGALLAMAS ANTIDETONATES EN LÍNEA

    Cuando una deflagración se propaga por una tubería va incremento su presión y temperatura hasta alcanzar la temperatura de autoignición, momento en el cual además del avance de la llama se produce una detonación. Pertenecen a esta categoría los apagallamas capaces de apagar un frente de llama, confinado en una galería, que se mueve a una velocidad superior a la del sonido, por ello teniendo el carácter de una detonación. Las energías mecánicas y térmicas en este caso son más críticas, debiendo resistir altas solicitaciones.